Cocina Hogar

8 Cosas en la casa que deberías limpiar todos los días 

Los lugares inesperados son donde están escondidas las bacterias 

Absolutamente en todo lo que nos rodea viven los hongos y bacterias. Estos microorganismos se instalan y proliferan muy rápido en cualquier área o superficie. Por esto, deberás limpiar correctamente y frecuentemente cada uno de los espacios que tienes en tu hogar.  

Existen espacios y objetos que son un depósito ideal para acumular bacterias. Y generalmente esos objetos los utilizas con más frecuencia en tu hogar. Si quieres evitar la propagación de hongos y bacterias, es muy importante que limpies perfectamente bien cada objeto con regularidad. Así evitarás que se propaguen enfermedades y también malos olores.  

Por qué es importante limpiar frecuentemente 

Los fómites son los objetos que cumplen las condiciones para ser reservorios de bacterias. La mayoría de los objetos que usas diariamente son fómites. En nuestro hogar están las personas a las que amamos y son importantes para nosotros. Por este motivo es muy importante limpiar frecuentemente los objetos de uso común para poder evitar que se conviertan en fómites.  

Los hongos y bacterias son agentes infecciosos que por lo regular son potencialmente patógenos. Ya sean las personas o los animales domésticos pueden tener susceptibilidad ente estos microorganismos.  

Por eso es importante la limpieza ya que así eliminarás estos agentes patógenos. De esta manera estarás disminuyendo las posibilidades de que tú y tu familia puedan desarrollar deferentes enfermedades que podrás prevenir por medio de la limpieza. 

Los artículos comunes de tu hogar que debes limpiar 

Partiendo de que la limpieza es indispensable para que se desarrollen enfermedades bacterianas y fúngicas.  Deberás limpiar periódicamente los objetos que utilices frecuentemente en tu hogar. De esta manera evitarás el riesgo de que se conviertan en fómites.  

Los 8 artículos siguientes deberás limpiar más frecuentemente para que evites el desarrollo de infecciones.  

Esponjas de cocina

Las esponjas que utilizas para lavar los platos son un reservorio ideal para hongos y bacterias. Esto debido a que se encuentran la mayoría de las veces húmedas por usarlas constantemente. Y la humedad hace el ambiente adecuado para que crezcan estos microorganismos.  

Otra causa de que se acumulen bacterias en las esponjas es por los residuos de comida. Al momento de lavar los platos quedan restos de comida que se adhieren a las esponjas. Lo que te recomendamos es lavar perfectamente bien la esponja, después de que la uses y ponla a secar.  

Control remoto 

Ya sea el control remoto de la televisión o el del aire acondicionado, estos son solo unos de los objetos con los que más interactuamos. Tal vez no te has dado cuenta, pero cuando llegas a casa en ocasiones tomas primero que nada el control remoto para encender el televisor. Y es así como estas traspasando todos los agentes patógenos que tú traes de la calle a ese objeto.  

Suele pasar que mientras estas comiendo también tocas el control remoto, y puedes depositar suciedad y grasa. La recomendación es que con frecuencia limpies los controles, lo puedes hacer con un paño húmedo y de preferencia con alcohol. 

Teléfonos 

Diariamente utilizamos el teléfono celular, aproximadamente unas cincuenta veces al día. Cuando tocas tú teléfono celular transfieres todos los microorganismos que tienes en tus manos. Debes recordar que tus manos son la parte de tú cuerpo que está más expuesta a los agentes patógenos.  

La recomendación es limpiar diariamente tu teléfono celular y de preferencia cada vez que realices una llamada o contestes una. Cuando acercas el teléfono celular a tu cara, estás inhalando los agentes patógenos que están en él. Puede transmitirse el virus de la gripe por este medio. 

Lavaplatos 

Muchas veces, aunque lavamos bien los platos y ollas, pueden quedar residuos de comida en el lavaplatos. Y esto ocasiona mal olor y también puede ser foco de contaminación en tu cocina. 

Limpia tu lavaplatos cada vez que laves la vajilla. Es importante que recojas cualquier resto de comida y tíralos en la basura. Después lava con una esponja el lavaplatos y quita con mucha agua. 

También es recomendable preparar una solución de agua con un poco de desinfectante y unas gotas de limón.  Además de limpiar y desinfectar tu cocina, tu ambiente tendrá un aroma muy agradable. 

Llaves 

Las llaves las traemos con nosotros todo el tiempo por lo tanto todos los días, así que traemos de la calle muchísimos agentes patógenos. Limpia tus llaves con frecuencia, lávalas con agua y desinféctalas con alcohol.  

Paños de cocina 

Igual que las esponjas, los paños de cocina los utilizamos para limpiar superficies de la cocina. Y por lo regular en estos espacios quedan residuos de grasas y alimentos. Lava correctamente tus paños de cocina cada vez que los uses. 

Te recomendamos que por lo menos una vez cada semana los laves con cloro. El cloro matará casi todos los microorganismos que son patógenos para el hombre. De esta manera estarás matando un importante albergue de hongos y bacterias.  

Toallas de baño 

Algo casi igual pasa con las toallas de baño. El detalle con las toallas de baño es que las mojamos regularmente y en ocasiones permanece húmedas. Lo ideal es que cambiarás de toalla cada semana y que las laves frecuentemente.  

 

Nevera 

La nevera o refrigerador es donde almacenamos toda la comida. Y aunque tiene baja temperatura que mantiene, si dejarás un alimento por mucho tiempo este sufriría de descomposición. Esto sería una causa de enfermedades importantes porque entra en contacto con los alimentos. Deberás limpiar tu nevera o refrigerador frecuentemente ya que pueden acumularse restos de suciedad y alimentos.  

En tu hogar tienes muchos artículos de uso común y los agarras o manipulas diariamente. Aunque no parezca, cada objeto es fuente de contaminación e infección. Mantenerlos siempre libres de agentes patógenos y limpios, es la clave.  

Te recomendamos limpiar frecuentemente cada espacio de tu hogar. El lugar donde se acumulan más los agentes infecciosos, es el la cocina. Es indispensable la limpieza de la cocina porque allí preparas los alimentos que después consumirás. 

Organiza bien tu tiempo y mantén limpia tu casa diariamente. Así estará seguro de que no padecerás ningún tipo de infección ni enfermedades que realmente puedes evitar. Y así, crearás el hábito en los miembros de tú familia.  

Loading...