Medicina natural Salud

Combate los hongos en las uñas con vinagre de manzana y bicarbonato de sodio

Tanto el bicarbonato de sodio como el vinagre de manzana poseen propiedades antimicóticas, por lo que nos pueden ayudar a erradicar los hongos si somos constantes con su aplicación.

Los hongos en las uñas u onicomicosis, es una infección producida por el crecimiento excesivo de dermatofitos o levaduras.

Es una afección habitual en la población, y aunque no es grave, puede causar alteraciones en el color, textura y forma de las uñas.

Su principal causa es el contacto con ambientes contaminados, como los suelos o el calzado, pero también pueden aparecer debido a un debilitamiento del sistema inmune y a una excesiva sudoración.

Si bien, al principio puede pasar desapercibido, con los días hace que las uñas adopten una tonalidad amarillenta, casi siempre acompañada de debilitamiento y quiebre.

Afortunadamente, existen varios remedios y productos cosméticos que por sus propiedades ayudan a eliminar el hongo antes de que cause otras complicaciones.

Entre estos remedios encontramos un tratamiento natural con vinagre de manzana y bicarbonato de sodio, 2 ingredientes antimicóticos que aceleran su recuperación sin provocar efectos secundarios indeseados.

Tratamiento de vinagre de manzana y bicarbonato de sodio contra los hongos en las uñas

El tratamiento con vinagre de manzana y bicarbonato de sodio es una opción natural para eliminar los hongos que afectan la estructura de las uñas.

Este producto inhibe el crecimiento de los microorganismos, por lo que evita que generen debilitamiento y coloración amarillenta u oscura.

Aunque el hongo no será eliminado de la noche a la mañana, su uso regular impide que estos proliferando o contagiándose.

Sin embargo, es fundamental complementar su uso con buenos hábitos de higiene, ya que la limpieza correcta es determinante para alterar el ambiente que requieren los hongos para crecer.

Beneficios del vinagre de manzana

El vinagre de manzana concentra propiedades anti-fúngicas y antibacterianas que ayudan a proteger el organismo.

Contiene ácido málico y ácido acético, dos sustancias de acción alcalina que ayudan a detener las infecciones por levaduras.

Su aplicación regular altera el entorno que necesitan los hongos para proliferarse, de modo que facilita su eliminación.

Contiene cantidades interesantes de bioflavoinoides, vitaminas, minerales y fibras que, entre otras cosas, benefician la salud de la piel.

Beneficios del bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un producto natural que se ha utilizado con fines gastronómicos, hogareños y medicinales.

Se le atribuyen propiedades antisépticas, alcalinas y antimicóticas, que facilitan el control de varios tipos de infecciones internas y externas.

Su uso tópico remueve las células muertas acumuladas en la superficie de la piel y, de paso, frena el crecimiento de los hongos que se forman en las uñas.

Disminuye la sudoración excesiva y otras alteraciones que facilitan el desarrollo de hongos y bacterias.

Sus propiedades aclaradoras ayudan a restablecer el tono natural de las uñas, a la vez que disminuyen el antiestético color amarillento o marrón.

¿Cómo preparar el tratamiento con vinagre de manzana y bicarbonato de sodio?

El tratamiento con vinagre de manzana y bicarbonato de sodio se realiza en 2 simpes etapas:

En primer lugar, debemos aplicar el vinagre de forma directa en las uñas, ya sea con algodón o a través de un baño.

Luego de varios minutos con el producto, utilizaremos el bicarbonato de sodio para potenciar la acción anti-fúngica.

Ingredientes

  • 6 tazas de agua (1,5 litros)
  • ½ taza de vinagre de manzana (125 ml)
  • 7 ½ cucharadas de bicarbonato de sodio (75 g)

Preparación

  • Pon el agua a calentar y cuando esté a una temperatura soportable para la piel, agrégale el vinagre de manzana.
  • Introduce los pies en el líquido y déjalos reposar durante 15 minutos.
  • Pasado el tiempo, sécalos bien y aplícales el bicarbonato de sodio con suaves masajes exfoliantes.
  • Frota el ingrediente directamente sobre las uñas y déjalo actuar otros 15 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y vuelve a secar.
  • Realiza el tratamiento todas las noches hasta mejorar el aspecto de las uñas afectadas.

Ten presente que aunque este método puede eliminar los hongos, los efectos no se consiguen con una sola aplicación.

Es básico ser constantes con el tratamiento para someter los hongos a un ambiente ácido que facilite su eliminación total.

Fuente: MejorConSalud

Loading...