Cocina Datos curiosos Hogar

Esto elimina el óxido de los objetos metálicos de su hogar sin gastar demás

Hoy en Ignis Natura les vamos a explicar cómo eliminar el óxido de algunos objetos metálicos simplemente poniéndolos a remojo en una solución natural.

Con el continuado uso, los años o un mal almacenamiento de ciertos objetos de metal, como dejar a la intemperie las tijeras de podar por ejemplo, el óxido empieza a aparecer y a cubrir totalmente los objetos.

Esto puede arruinar por completo los objetos de metal haciéndolos inservibles teniéndolos que tirar y haciendo que se gaste más dinero comprando unos nuevos.

Afortunadamente existen algunas soluciones para eliminar el óxido, y ésta que le presentamos es una de las más sencillas. Se trata de preparar una mezcla básica de ácido cítrico y agua, que eliminara por completo el óxido de sus herramientas.

El ácido cítrico es un ácido orgánico un poco más fuerte que el vinagre dependiendo de la concentración que se use. El ácido cítrico también se puede usar para la limpieza en general así como para descalcificar la cafetera o los grifos.

Necesitará:

-1 balde o recipiente de plástico lo suficientemente grande para que quepa el objeto oxidado.

-Agua muy caliente.

-Ácido cítrico puro.

Modo de preparación:

1. Ponga el ácido cítrico en el recipiente. Ponga aproximadamente 1 tercio de taza por cada 4 litros de agua. Esta cantidad depende del tamaño de la pieza y de lo oxidada que este.

o2

2. Llene el cubo con agua muy caliente y remueva bien para disolver el polvo del ácido cítrico completamente.

3. Sumerja el objeto oxidado.

4. Deje el objeto a remojo y al cabo de 15 minutos verá cómo se forman burbujas en la superficie, ya que el ácido reacciona con el óxido creando gas.

Esta solución de ácido cítrico con agua poco a poco va amarilleando al eliminar el óxido.

o3

5. Debe dejar el objeto a remojo hasta que vea que el óxido ha desaparecido por completo, esto dependerá del objeto y de lo oxidada que estuviera la pieza, pero normalmente el óxido desaparece al cabo de 1 o 2 horas.

Si ha pasado un día y aún no ha desaparecido el óxido por completo, puede volver a repetir el proceso haciendo otra mezcla de ácido cítrico y agua, puesto que la mezcla va perdiendo la acidez y por tanto su efecto.

Para acelerar el proceso también puede fregar con la solución el objeto, eliminando así el óxido de forma más rápida.

o4

6. Cuando el objeto esté limpio de óxido sáquelo de la solución y séquelo.

7. A continuación cepíllelo con un cepillo de acero para eliminar posibles restos, sobretodo el que pueda estar depositado en algunas ranuras.

o5

 

8. Limpie y seque bien el objeto con un paño o papel y aplique una capa protectora para que no vuelva a aparecer el óxido, ya que sin una protección aparecerá el óxido rápidamente. Puede aplicar un barniz, laca o simplemente aceite de cocina impregnando bien el objeto.

o6

 

oa

o7

El resultado final será tener de nuevo sus objetos y herramientas metálicas brillantes y como si fueran nuevas, y asegúrese de guardarlas bien para que no se le vuelvan a oxidar.

Loading...